Torta Crudivegana de Zanahorias o Raw Carrot Cake (Paso a Paso)

Si bien no somos un blog 100% vegetarianos, vegano o raw, estamos tratando de buscar opciones más saludables y aptas para todas las dietas. Algunos se pueden preguntar ¿Qué es algo crudivegano? Significa que se cocina con alimentos crudos (o cocidos a muy bajas temperaturas) para aprovechar al máximo todos los nutrientes. Y los veganos son personas que no consumen nada proveniente de los animales, por eso la crema en este caso se hace con castañas de cajú.

Ojo, esta es una torta pequeña y no podría describirla como ecónomica. Sin embargo, cunde mucho porque es muy densa. Basta con servir un trozo bien delgadito. Lo bueno es que es súper fácil de hacer, no requiere cocción ni conocimientos en repostería para lograr un buen resultado.
 
Es una receta libre de alimentos procesados, en vez de azúcar refinada se usan dátiles y stevia. También es una receta libre de gluten y lactosa.

Torta Crudivegana de Zanahoria (Raw Carrot Cake)
15 a 20 porciones
Versión para imprimir o guardar

Bizcocho Crudivegano de Zanahorias

  • 2 tazas de zanahoria finamente rallada 
  • 1 ¾ tazas de avena
  • 1 taza de harina de almendras (o moler almendras hasta lograr textura de harina)
  • 1 ½ taza de dátiles
  • 1 taza de coco rallado
  • 1 cdta de canela en polvo
  • ½ cdta de jengibre en polvo

Crema de Castañas de Cajú

  • 2 tazas de castañas de cajú activadas (remojar durante la noche)
  • 3/4 a 1 taza de agua
  • Stevia a gusto
  • Jugo de 1/2 limón

Preparar los ingredientes: Procesar la avena hasta que quede como harina. Reservar. 

Estrujar con la mano la zanahoria rallada para dejarla lo más seca posible. Ese jugo de naranja puedes usarlo para otra preparación o tomarla con un poco de jugo de naranja.
 
Procesar la zanahoria rallada con los dátiles hasta lograr una pasta. 
 
 
Colocar en un bowl y mezclar con las manos con la harina de avena, coco rallado, harina de almendras, canela en polvo y jengibre en polvo. Se debe formar una especie de pasta.
 
Cubrir tres moldes de 14 cm con papel film transparente. Separar la mezcla en tres y rellenar cada uno de los moldes, aplastando con los dedos para que queden circunferencias lo más prolijas posibles. Congelar hasta el momento de armar la torta.
 
Para la crema de castañas de cajú: En una licuadora o procesadora moler las castañas de cajú con el agua y jugo de limón por varios segundos hasta lograr textura súper cremosa. Agregar más agua en caso de ser necesario, no debe quedar muy líquida, pero pastosa como una crema. Endulzar con stevia y moler unos segundos más.
 
Para armar la torta: Retirar los “bizcochos” del freezer y rellenar con la crema de castañas de cajú y luego cubrir completamente con esta mezcla. Mantener refrigerada y tapada (puede secarse).
 
Opcional: En la foto la decoración es coco en láminas, también podría cubrirse con almendras molidas o efiladas (fileteadas).
 
 
Comparte en tus redes sociales

4 Comentarios

  1. Woooooww! No puede estar más de moda! Muy curiosa la tarta! Nada que envidiar a la tradicional… Ahora quiero probar tu versión!

Comments are closed.