Sachertorte… Un Lindo Recuerdo

 

sacher6
sacher1Esta maravillosa torta me recuerda cuando estuve en Austria con una de mis mejores amigas. Paseando por Viena llegamos a una calle llena de cafés y pastelerías, las vitrinas estaban decoradas con esculturas de azúcar y figuras de mazapán, se veían muy lindas. Estando ahí era imperdonable dejar de tomarnos un café Vienés con un trozo de Sachertorte, a pesar de que no comimos la original en el Hotel Sacher, la nuestra estaba espectacular!!…Que buen recuerdo.

 

sacher4 
 
Lamentablemente me he encontrado con algunas Sachertorte que son cualquier cosa. En una oportunidad estaba en una pastelería, en la vitrina había una torta y sobre ella un cartel que decía Sacher, le pregunté a la señorita de que es la torta? me dice de bizcochuelo chocolate, mermelada de frambuesa y trufa, la Sacher afirma….que aberración!! pensé está muy lejos de la verdadera Sacher,  para colmo tenía varias capas de bizcochuelo todas mal cortadas, chuecas ,el baño de chocolate estaba azucarado y sin brillo, quedé PLOP!!. Le comenté a la vendedora como era la auténtica Sachertorte pero no le interesó, todavía venden su “Sacher” distorsionada. Que pena, el problema es que este tipo de equivocaciones no culturizan, confunden a las personas y continúan en la ignorancia.
 
sacher3 
 
Esta famosa torta consiste en una o dos  planchas gruesas de bizcochuelo de chocolate separadas por una fina capa de mermelada de damasco (albaricoque) recubiertas con un glaseado de chocolate el que  permite que se conserve por largos períodos. Tradicionalmente se suele acompañar con crema chantilly sin azúcar.
 
 
sacher7
 
sacher5
Fue inventada en 1832 por Franz Sacher, chef pastelero del príncipe Klemens Wenzel von Metternich, con ocasión del congreso de Viena (1814-1815). Durante años una controversia dividió la ciudad de Viena: por un lado estaban quienes consideraban que la auténtica Sachertorte era la que se servía en el Hotel Sacher, dirgidos por los descendientes de Franz; del otro lado estaban los fieles a la pastelería Demel, que al parecer recibió del nieto de Sacher la “verdadera” receta (un pastel simplemente cubierto con mermelada de damasco y glaceado de chocolate). Finalmente el Hotel Sacher ganó la disputa ante los tribunales. Actualmente vende sus tortas en el café del hotel y para los que estamos más lejos la podemos comprar a través de Internet.
 
Siempre he sido partidaria de lo auténtico, de lo legítimo y de los clásicos de la cocina, la verdad es que no estoy muy de acuerdo con los cambios  en las recetas emblemáticas y auténticas creo que se deben mantener inalterables en el tiempo para que perduren por muchos años más y así los más jóvenes puedan practicarlas y gozar de ellas.
 
Esta foto la tomé hoy en la mañana, y aunque no estamos en Austria, Diego e Ignacio están desayunando Sachertorte y un chocolate caliente en vez de café, a pesar de que se mueren por uno, como todos los niños desde chicos saben cuales son las cosas buenas de la vida… cuando puedan tomar café espero poder llevarlos a Viena para que disfruten la Sacher original.
sacher2

sacher8 

Esta es una de las mejores recetas de Sachertorte que he probado, sus bizcochuelos húmedos, suaves y esponjosos están unidos por una excelente mermelada de damasco (idealmente casera), formando una combinación perfecta.

 
Sachertorte
Imprimir
Torta
  1. 200 g de chocolate amargo picado
  2. 10 huevos
  3. 125 g de mantequilla a tª ambiente (muy blanda)
  4. 140 g de azúcar Flor
  5. 125 g de harina
  6. 500 g de mermelada de damasco
Glaseado
  1. 200 g de chocolate amargo picado
  2. 200 g de azúcar
  3. 125 ml de agua
Preparación
  1. Encender el horno a 180ºC , forrar los moldes con papel mantequilla.
  2. Batir las claras a nieve, incorporar el azúcar batir hasta que se disuelva el azúcar, reservar. Fundir a baño maría el chocolate, batir las yemas, incorporar la mantequilla blanda y el chocolate fundido. Añadirlas claras a la mezcla de las yemas y con movimientos envolventes agregar la harina cernida hasta terminar con los ingredientes.
  3. Repartir la mezcla equitativamente en los 2 moldes y hornear por 25 minutos o hasta que los bizcochuelos estén secos. Dejar enfriar sobre rejilla.
Glaseado
  1. En una olla colocar el chocolate, azúcar y el agua llevar al fuego, cocinar unos 8 a 10 minutos revolviendo constantemente o hasta que la mezcla espese y se vea el fondo de la olla, retirar del fuego, reservar.
  2. Extender un poco de mermelada de damasco pasada por cedazo sobre uno de los bizcochuelos y cubrirlo con el segundo bizcocho. Pincelar el exterior de la torta con mermelada de damasco. Cubrir con el glaseado de chocolate emparejando con una espátula. Dejar reposar durante 3 horas en el refrigerador antes de servir.
Espacio Culinario http://www.espacioculinario.cl/
 
 
Comparte en tus redes sociales

25 Comentarios

  1. q cosa mas rica!!
    las fotos parecen hablar!
    sencillamente me encanta este blog! se agradece muchisiimo que des las recetas xq la mayoria de la gente es muy celosa en ese aspecto!!

    t feliciito por todo
    t mereces este exito y muchoo mas! 🙂

  2. Que linda la primera foto, me encanta!.
    Bueno, yo no he disfrutado nunca de una sacher, ni siquiera en Viena porque simplemente no puedo con el chocolate. Ahora concuerdo plenamente contigo, la repostería austríaca es lo mejor que hay, reconocida e inconfundible. Una lástima que ocurran cosas como las que cuentas y además con cero interés de enmendar los errores.
    El cafecito te lo aceptaba de inmediato, a eso jamás digo que no!
    Un beso y buena semana.

  3. Tita!! que rica la torta! Imposible no acordarme de ti cuando veo en alguna parte "sacher" independiente que sea o no sea de la receta original Jajaja.

    Oye!! ya reservé para ir al Fifteen de Jamie!! Vamos a ver que pruebo, porque cambian la carta casi todas las semanas (tenía ganas de probar los gnocchis "livianos" con pulpo, pero ya no están en la carta).

    Te quiero mucho hermanita!

    PD. lo de la tienda de cápsulas es sólo por internet así que no se si alcance a estar acá para que los traigan.

  4. Tita,
    Tus fotos son cada día mejores, me encantan. Dan ganas de devorarse ese trozo de sacher, se ve delicioso. La única diferencia con la receta que aprendí en la Hofmann es que llevaba una capa de mousse de chocolate además de la de mermelada.
    Un beso

  5. TITA GRACIAS POR DARNOS LA RECETA DE LA VERDADERA TORTA Y ES VERDAD EN ESE ASPECTO HAY QUE TENER CUIDADO Y NO HACER CON UNA RECETA CLASICA CUALQUIER MAMARRACHO JIJI
    Tus hijos son un encanto bellos
    besos y bendiciones para ellos
    Vengo a dejarte un abrazo y saludo de amistad el 20 julio celebramos el día del amigo aquí en Argentina
    besos

  6. En general nunca me han gustado las tortas de chocolate, las encuentros como muy fuertes, pesadas nose, pero esta es una excepción, el toque de la mermelada de damasco le da una combinación muy rica, la probé una vez en la Pastelería Mozart, ahora claro, nose si será la misma receta, como tu cuentas siempre hay cambios. Yo también prefiero seguir la línea y conservar la receta original mientrás se pueda, hace años copié las recetas del cuaderno de mi nona y me guío por ellas, supongo que algo de verdad tendrán jeje.

    Y creeme que al ver las fotos de la preparación, los ingredientes y ese plato lleno y luego vacío dan ganas de ir al Mozart que me queda al lado y comer la torta!!!

    Me imagino el festín de los niños… con la boca llena de chocolate como acá se ven jaja, y no hay nada más genial que un cortado con chocolate, Ignacio tenía que ser jeje

    Tus fotos están cada vez mejor Tita, tienen un encanto especial, son muy atractivas a la vista y expresan mucho, felicidades

    Saludos

  7. Nunca he tenido la suerte de probar una sacher buena. Las adapataciones que he probado han sido secas. Se nota tu pasado culinario, ya que todo lo que nos presentas es perfecto y por supuesto tus fotos extraordinarias.
    Hice la torta de mi hija con la receta de tus alfajores, todo un éxito (ya la verás publicada con todos los créditos a mi profe cibernética).
    cariños

  8. que gusto encontrar tu blog, con tan buenas fotos y recetas. yo estoy iniciando mi camino en la cocina ….. felicitaciones, seguiré viniendo.

    saludos desde conce

  9. He llegado aquí por casualidad y la verdad es que me ha encantado tu blog. Y esa tarta…, dan ganas de irse a Viena directamente.
    Un saludo.

  10. Hola Tita, tienes un bello blog, me encanta todo lo que he visto aqui, y las fotos están nítidas.
    La sacher torte es unas de mis favoritas, la tuya ha quedado de lujo.

    Un saludo desde Rep. Dominicana

  11. Anitar… creo…. (no estoy 100%) seguro Sachertorte y la Selva Negra estan inspiradas en los bosques Alemanes y Austriacos, los cuales normalmente son llamados Selvas Negras por la espesura de sus bosques, lugar donde habitaban las tribus germanas en épocas inmemoriales. Viste… algo étnico en medio de la pastelería tradicional de un país.

    Saludos y nos pronto.

    Carlos Q.

  12. Carlos muchas gracias por tu comentario y muy interesante como siempre pero,lo que yo tengo entendido es que la torta selva negra si está inspirada en los bosques densos que están ubicados al suroeste de Alemania en el estado federado de Baden-Wurtemberg. La Sachertorte no tiene nada que ver con los bosques y como lo comento en el post la inventó Franz Sacher con ocación del congreso e Viena en 1814-1815 para el príncipe Klemens Wenzel von Metternich.
    Cariños,
    Tita

  13. si!! me acuerdo muy bien, en primer semestre (clase de bizcochos)cuando nos contó de la torta sacher! y yo puse especial atención porque fué la primera torta que hice! y si una reseta ultra falsa… me quedó horrible.. pero mis hermanitas aun recuerdan la capa gigantescamente gorda de chocolate en su superficie!! jajajj!

  14. Hola, Tita, acabo de descubrir tu blog y soy una seguidora más desde ahora mismo, porque me ha encantado. Además, hace tiempo que le tenía ganas a la tarta Sacher, así que tomaré tu receta como punto de partida. Yo es que sería un desastre en un laboratorio: no puedo repetir una receta al pie de la letra, sin cambiarle nada, así que empezaré a probar a ver si consigo algo tan rico como te ha quedado a tí.
    Un abrazo enorme desde Mallorca,

Dejar respuesta