Pesto Infaltable en Verano

© Ana María Amenábar Chimenti 2013. Todos los derechos reservados, prohibida su reproducción parcial o total.
El haber estado más que un par de semanas en la ciudad, me lleno la cabeza de ideas, de vida  y de energía. Tengo sentimientos encontrados, no sé si prefiero vivir en el campo o en la «gran ciudad», pero la mezcla de ambas sería mi combinación ideal.
Atrás dejé el mundanal  ruido de los autos, las aglomeraciones de gente, el aire caliente del metro, los tacos, las calles llenas de luces y de vida para volver al campo silencioso, tranquilo y lleno de existencia. Al caminar por los senderos que lo rodean, escucho el sonido de los pájaros y observo el imponente verde que me envuelve, doy grandes suspiros de aire puro, ordeno mis ideas y aclaro mis dudas. Bendito momento en que estamos la soledad y yo, ella es mi cable a tierra y mi fiel compañera.

© Ana María Amenábar Chimenti 2013. Todos los derechos reservados, prohibida su reproducción parcial o total.

Todo en la vida tiene un costo y esta vez el precio lo pagaron mis plantas. Sufrieron un stress hídrico y para colmo quedaron bajo un manto blanco de correhuela que las sofocó (maleza con la que peleo a diario). Cuando miré esta escena me quise morir, se suponía que mi jardinero cuidaría de ellas,  pero al parecer brilló por su ausencia, es la vida, era parte de las probabilidades. Y como no todo es negro y malo en la vida, entre la maleza sobresalían las albahacas, verdes brillantes, turgentes y arrepolladas. Me llamaban dciéndome aquí estoy esperándote para que prepares un delicioso pesto con el que hice unos spaghetti al dente untados en abundante pesto casero coronado con queso parmesano recién rallado..
El pesto mas conocido y usado es el de albahaca, pero lo podemos preparar con muchas otros ingredientes como:  Brócoli, rúcula, espinaca, tomate, cilantro, perejil, etc. También podemos combinar algunos ingredientes y así tendríamos un novedoso pesto de albahaca y pereji, espinaca y perejil. Es cosa de experimentar, hacer volar la imaginación y obtendrán resultados sorprendentes.
La vestaibilidad del pesto no tiene límites. Lo podemos usar como salsa o base para saborizar pastas, carnes,  sándwiches, crostinis, huevo pochado, carpaccio y mucho más.

© Ana María Amenábar Chimenti 2013. Todos los derechos reservados, prohibida su reproducción parcial o total.

Pesto de Albahaca

Una planta albahaca fresca
100 ml de aceite de oliva
100 g de Nueces, almendras o piñones
Sal
40 g de queso parmesano recién rallado

Lavamos y deshojamos la albahaca cuidando de no dejar tallos, reservamos.

Llenamos una olla con agua, le agregamos sal. La llevamos al fuego y esperamos que hierva.Una vez que este hirviendo añadimos la albahaca y la revolvemos. La dejamos cocinar hasta que comience a hervir nuevamente.

Retiramos la olla del fuego y colamos la albahaca por un cedazo. Reservamos.

En la juguera colocamos nuestra albahaca ya cocinada. Añadimos el aceite, las nueces, el queso parmesano a gusto (no es necesario usar todo el aceite y todo el queso). Pulsamos la juguera hasta que se forme una pasta.

Se puede congelar en frascos pequeños o en cubetas de hielo.

Para hacer los spaghetti al pesto debemos cocinar la pasta como indica en el envase y una vez colados los mezclamos con la salasa de pesto. Servimos inmediatamente espolvoreado con queso paramesano recién rallado.

Comparte en tus redes sociales
Compartir
Artículo anteriorTarta de Arándanos
Artículo siguienteVendimia de Colchagua 2013

24 Comentarios

  1. En casa hacemos una con los mismos ingredientes aunque con una preparación bastante distinta…pero el aspecto de la tuya me gusta muchisimo más! creo que en casa vamos a cambiar la receta de pesto a ver que tal. Gracias por la receta y si que es verdad que de vez en cuando la vida en la ciudad de aturde. Nunca vienen mal unos días de desconezión y nada mejor que estar en contacto con la naturaleza
    Besos

  2. Es una delicia de salsa, combina perfecto con la pasta pero también si le queremos dar un poco de sabor a un arroz con verduras o al pescado a la plancha, una pena que no se recurra tanto al pesto cómo a las otras salsas.
    Besitos guapa

  3. Cómo me gusta el pesto!! cuando yo preparo el pesto nunca hiervo la albahaca, provaré tu receta porque en la foto se ve fantástico! Por cierto, yo también me quedo con una combinación de ciudad y campo, aunque en que ciudad puedes tener ese maravilloso jardín? besos

  4. Qué buena esta salsa, yo siempre la he hecho con la albahaca en crudo…y lo de congelar en botes me parece una idea muy practica.
    Besitos

  5. Estupenda y más aún siendo de tu "cosecha"
    La foto de los pollitos es preciosa.
    Y sí, a medias entre ciudad y campo sería perfecto.
    Besazos.

  6. Me encanto tu receta La voy hacer
    Me encantaron los pollitos me recordé cuando vivía en el campo Cuando me daba la locura criaba un montón de pollos o patos y después no quería que los maten jijijAqui besos

  7. La salsa estupenda, pero lo que mas me gusta es que te gusta cuidar tus plantas tanto como a mi. Yo tambien tengo mi pequeño parterre con hierbas aromáticas, aunque parte las coloqué en tiestos, porque me resulta mas facil acceder a ellas en días de invierno. Eso si, sabes un montón¡¡¡¡

    Bss y buen domingo.

    Virginia "sweet and sour"

  8. Qué colorido! me ha gustado mucho tu receta, la explicación, las fotos…y pienso que la vida es una mezcla de momentos, unos ruidosos y otros más tranquilos, lo mejor es un ratito de cada 🙂
    Un besito

  9. Preciosas fotos y un pesto con un color maravilloso. Yo también echo las hojas de albahaca en agua hirviendo unos segundo. Fija mejor el color. Un beso

  10. Hola! Al blanquear la albahaca evitar que pierda su color, no se pierde nada de sabor!!! Pero también puedes hacerlo con la albahaca fresca.

Comments are closed.