Pan de Molde y Amapolas

 
Este pan lo hice después de bajar  del auto la nueva batidora industrial de 20 litros que necesitaba para mi fábrica de pasteles y productos para cafeterías. Después de haber logrado bajarla y desembalarla de la caja de madera, fui buscar un kilo de harina y lo vacié en el enorme bowl, en el que  prácticamente cabíamos todos. Mi marido me miró desconcertado y me dijo «¿A esta hora vas a cocinar?!» (habíamos llegado tarde de Santiago) Sí, le dije, me miró como diciendo no pude ser verdad!! Se dio vuelta y se fue. Yo, ansiosa y contenta buscaba todos los ingredientes que necesita para hacer el pan y echar a andar el juguete nuevo. El resultado fue espectacular. En un dos por tres tenía mi masa perfecta de pan.
 
Por más 20 años trabajé con una Kitchen Aid, la que me regalaron mis papás cuando me titulé. Nunca me falló, me acompaño incondicionalmente sin descanso, trabajando sin descanso y con mucha exigencia hasta que murió hace un par de días, yo casi con ella. Hoy está en el hospital recuperándose. Pronto la tendré en mi cocina otra vez y seguiremos caminando juntas por la vida.
 
 
Para lograr un buen pan de molde con una miga liviana, suave y bien alveolada debemos trabajarla muy bien, la masa debe quedar elástica y  tenaz. Para lograr estas dos características debemos amasar unos 25 minutos, si lo hacemos a mano  y 10′ si lo hacemos en la máquina.
 
Este pan tuvo una fermentación en frío, algunos se preguntarán ¿Qué es esto? Pero sí, he descubierto que la fermentación en frío en algunos casos da muy buenos resultados, personalmente me gusta mucho.

 
Si fermentamos e
n frío les recomiendo que dejen sus panes  listos para hornearlos con su forma final, decoración etc. en la lata o molde que irá al horno, los que deben estar cubiertos con film plástico. Posteriormente lo llevaremos al refrigerador  y lo dejaremos fermentar  por 10 a 12 horas (toda la noche), incluso podríamos dejarlo fermentar más tiempo, pero en este caso habría que bajar la cantidad de levadura a la mitad.
 
Alguien por ahí me preguntó si la masa quedaba ácida y pasada a alcoh

 

ol con este tipo de fermentación. Las masas quedan ácidas y con aroma a alcohol cuando no se respeta el tiempo y la temperatura de fermentación ideal. El resultado de las masas ácidas se produce  cuando apuramos la fermentación aplicando temperaturas que superan los 30ªC. La temperatura ideal  ambiental de fermentacion de las masas es entre los 26ºC y 30ºC.
 
 
 
¿Qué sándwich te harías con estas rebanadas de pan de molde?…. Cuéntanos.
 
 
Pan de Molde y Amapolas
(2 moldes de 600 g c/u)
 
1 k de harina
20 g de levadura fresca
7 g de sal (opcional)
100 g de materia grasa (margarina, mantequilla o manteca).
2 g de azúcar
100 cc de leche tibia (se puede usar cualquier tipo de leche o reemplazar por agua)
400 – 500 cc de agua tibia
Semillas de amapola, sésamo o la que prefieras. (Opcional).
 
 
En un bowl vaciar el kilo de harina, también podemos hacer un volcán sobre una mesa.
 
En el centro de nuestra harina añadiremos, la sal, la materia grasa, el azúcar, la leche y el agua tibia (no de golpe de a poco, según necesidad). Finalmente incorporaremos la levadura evitando que tenga contacto con la sal y la materia grasa.
 
Amasamos y trabajamos hasta que obtengamos una masa homogénea, elástica, tenaz y firme. La pondremos en un bowl aceitado el que cubriremos con un film plástico y fermentaremos durante 30 minutos.
 
Desgasificamos la masa, esto quiere decir que volvemos a amasar nuestra masa 3 minutos. La dividimos en dos y le damos forma de cilindro a cada bollo, el que ponemos dentro de un molde rectangular enmantequillado. Pintamos la superficie de nuestro pan con clara de huevo, agua de avena para los que son veganos y le espolvoreamos semillas. Lo tapamos con film plástico y lo llevamos al refrigerador para que fermente en frío durante 10 a 12 horas.
 
Finalmente precalentaremos el horno a 200ºC, retiramos nustro pan del refrigerador y lo horneamos.
 
Dejamos enfriar, cortamos y hacemos nuestros sandwiches preferidos.
 
Nota: Si quieres hacer el pan integral puedes reemplazar la mitad de la harina normal por harina integral.
Comparte en tus redes sociales
Compartir
Artículo anteriorCappelletti
Artículo siguienteVideo Receta Raw: Cuscús de Coliflor

5 Comentarios

  1. Te ha quedo perfecto, y casero seguro que buenísimo. Además esas semillas le dan un toque genial, yo las tengo y me encanta la sensación en la boca cuando las muerdes ;). Un beso!

  2. Se ve sensacional!, me lo comería para el desayuno con una mermelada casera. Lo anoto, pero tendré que sustituir la mantequilla.
    Besos!

Comments are closed.