Galletas de Quinoa y Coco

 

 

He sobrevivido después de estar corriendo una constante monotonía….Monotonía que me desagrada, monotonía que no es parte de mi , monotonía que no deja que la incertidumbre y la sorpresa se asomen y me deslumbren, monotonía que no me deja  levantar la cabeza y ver la luz que se asoma tímidamente entre las ramas y hojas que me protegen mientras camino en el bosque denso y oscuro. Es bueno detenerse, mirar hacia arriba, ver el brillo del sol y sentir su calor…El sol es muy generoso y sale para todos…En este largo camino de la vida es bueno darnos el tiempo necesario para encontrar la claridad con la que debemos seguir recorriendo,  descubriendo la vida y hacer lo que más nos gusta.

 
¿Qué pasaría si nuestros cuerpos fueran transparentes y pudiéramos verlos por dentro?, ¿Cuántos de nosotros se atrevería a decir que están bien?
¿Qué madre o padre le daría un cigarro a su hijo?
Si nuestras plantas las alimentamos con agua ¿Por qué le damos bebidas colas a nuestros hijos?

Así como cuidamos nuestro cuerpo por fuera, debiéramos cuidarlo mucho más por dentro. Me preocupa
la mala calidad de alimentos que estamos consumiendo y la que están comiendo nuestros hijos. Ellos no son los responsables ni culpables de esta vida agitada e intensa que vivimos, la que nos deja sin tiempo para preparar comidas y colaciones sanas. Sería muy bueno que todos pudiéramos reflexionar al respecto y tratar de generar un cambio y entregar más información a nuestros hijos sobre los alimentos que consumen y los efectos que tienen en la salud.

 El estar delgado o gordito no es sinónimo de  estar bien nutrido, lo ideal es hacernos un examen el que nos dirá como se encuentra nuestro cuerpo.

Podemos comer de todo pero con equilibrio y conciencia.

Les dejo estas deliciosas galletas de quinoa sin gluten. A los niños les encantan. Se las recomiendo como colación o snack.

Galletas de Quinoa y Coco

  • 1 taza de cabritas o quinoa pop
  • 100 g de harina de arroz
  • 100 g de harina de quinoa
  • 80 g de azúcar rubia o stevia en polvo
  • 3/4 escamas de coco deshidratado
  • 125 g de mantequilla a t° ambiente
  • 1 cucharada de miel
  • 2 cucharadas de agua (en caso necesario)
 
Encender el  horno a 150°C. 
 
En un bowl batiremos la mantequilla 3 minutos. Incorporaremos el azúcar o stevia,  la miel y seguiremos batiendo 3 minutos más. Dejaremos de batir y añadiremos revolviendo con una cuchara de madera la harina de arroz, la harina de quinoa, las escamas de coco deshidratado y la quinoa pop. Solo en caso necesario añadiremos las 2 cucharadas de agua. Nos quedará una masa arenosa la que tendremos que moldear con las manos para formar las galletas.
 
Sobre una lata para el horno forrada con una silicona formaremos las galletas con nuestras manos. Sacaremos montoncitos del tamaño de una nuez los apretaremos para que la masa se junte bien, los distribuiremos ordenadamente sobre la lata y aplastaremos cada una de las galletas con nuestras manos.
 
Hornearemos nuestras galletas a 150°C durante 10 minutos o hasta que se vean levemente doradas.
Comparte en tus redes sociales

1 Comentario

  1. Se ve buena la receta, pero no se donde comprar la harina de quinoa. Hemos estado comiendo Quinoa en vez de pasta en nuestra dieta diaria. Poco a poco.
    Muchas gracias por compartir tu receta! la quiero probar. Saludos. Gaby T

Comments are closed.