Globalización gastronómica y Echinuco, encuentro chileno de nuestra cocina.

Hace varios años que estamos escuchando sobre los efectos de la globalización a todo nivel. En el ámbito de la gastronomía quisiera mencionar dos temas que me parecen muy importantes destacar en relación a esta situación mundial, el aumento de oferta en mercados y la homogeneización de los sabores.
Gracias a las globalización hoy podemos comprar en España una sabrosa manzana chilena como comer una paella en Japón. Esto se puede gracias a la tecnología que permite a los alimentos resistir largas distancias.
© Francisca Amenábar 2011. Derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial
Es decir, se ha ampliado enormemente la gama de productos en los mercados gastronómicos, siendo posible que hoy podamos preparar casi cualquier plato de cualquier país en el lugar donde estemos, de este modo, es que la gastronomía se ha vuelto cada vez más versátil y dinámica, escuchando a diario la palabra “fusión”.
En todos los países existen una o más culturas que han cultivado generación tras generación la preparación de platos típicos. Costumbres y preparaciones típicas que podrían extinguirse por la cultura de la «comida fusión» o porque resulta mucho más cómodo comprar un plato preparado en una cadena internacional de supermercados. 
Por otro lado, la globalización tiene que ver con la tecnología, por lo tanto, creo que es una tarea pendiente para todos quienes participamos en plataformas como blogs, páginas web, entre otros, valorar y difundir las comidas típicas de nuestros países, con el fin de que en un tiempo más la gastronomía no sea más que meter un poco de cada continente en una licuadora.
Por eso hoy les dejamos abierta la invitación a Echinuco, primer encuentro de cocina chilena, contará con más de 80 stands, 10 restaurantes, 10 viñas, 4 parrillas, entre otras cosas. Esto será los días 30 de septiembre, 1 y 2 de octubre en el Parque Bicentenario de Vitacura, desde las 10:00 a las 22:00 hrs.
Comparte en tus redes sociales
Compartir
Artículo anteriorSandwich de falafel.
Artículo siguienteChampiñones rellenos.

6 Comentarios

  1. La globalización en muchos temas es complicada, pero me parece que ir borrando fronteras entre la calidad, cantidad, colores y aromas, que se funden en sabores a través de la cultura culinaria, es maravilloso…

    Con ganas asistiría a este evento para compartir vida a través de la comida.

    Besotes!

Dejar respuesta