Cupcakes de Zanahoria

Una versión más “saludable” que los de chocolate porque varios de sus ingredientes son nutritivos. Sin embargo, el frosting es bien calórico, pero muy rico. De todos modos algunos ingredientes se pueden sustituir por otros como por ejemplo: los higos por ciruelas secas; agregarle nueces, almendras o pistachos, etc. Puedan echar a volar la imaginación junto al paladar.

© Francisca Amenábar 2011. Derechos reservados. Prohibida su reproducción.

Cupcakes de Zanahoria

Ingredientes.
2 tazas de harina
2 cdtas de polvos de hornear
2 cdtas de canela
Pizca de sal
1 taza de azúcar
2 tazas de zanahoria rallada
1/4 taza de higos secos picados
2 cdas de coco rallado
2 cdas de pasas rubias
3 huevos
1 taza de aceite
1 cdta de extracto de vainilla
Ralladura de una naranja
1 manzana verde rallada

Para el frosting
3 claras
1 taza de azúcar
200 gr de mantequilla en dados y a tº ambiente.

· Precalentar el horno a 180ºC.

· En un bol cernir los ingredientes secos y reservar. En otro bol mezclar batiendo suavemente los huevos con el aceite y vainilla. Luego incorporar el resto de los ingredientes, primero lo seco, luego las frutas y zanahoria.
· Poner en moldes para quequitos y llevar al horno por uno 15 a 20 minutos o hasta que comiencen a dorarse.
· Para el frosting conocido como “Buttercream de Merengue Suizo” debe poner las claras y el azúcar con una pizca de sal en un recipiente resistente al calor y llevar a baño María, al agua nunca debe hervir. Batir suavemente con un batidor manual, la idea es que se vaya disolviendo el azúcar. Se va a ir poniendo blanco, por lo tanto, no se puede dejar de batir o se cocinarán las claras.
· Una vez que se haya disuelto el azúcar colocar la mezcla en una batidora eléctrica (para quiénes tengan Kitchen Aid les saldrá facilísimo, pero al resto de los mortales igual les resultará con una máquina normal). Batir a máxima potencia, por un buen rato, hasta que se forme un merengue firme (pueden meter el dedo y si el pico se mantiene arriba, está listo).
· Luego, las que tienen K.Aid pueden usar la paleta, el resto seguimos con la batidora: batir a potencia suave y poco a poco ir agregando los dados de mantequilla a temperatura ambiente (es importantísimo que esté blanda). Una vez que hayan incorporado toda la mantequilla, batir hasta lograr una mezcla suave y cremosa. En este punto le pueden agregar colorantes (no líquidos, recomiendo los naturales, se venden en tiendas especializadas) y también pueden incorporar algún saborizante si lo desean como vainilla.

Espero que disfruten esta receta.
Con mucho cariño,

Fran.

SI TE GUSTA ESTE BLOG ¡VOTA POR NOSOTROS!

Comparte en tus redes sociales
Compartir
Artículo anteriorCaldillo de Congrio
Artículo siguienteChamp, puré irlandés

21 Comentarios

  1. Tienen una pinta fantástica, me encantan con zanahoria, y aunque sean un poco calóricos no importa, de vez en cuando hay que darle una alegría al cuerpo.
    bonita foto
    besos

  2. Los voy a preparar seguro, me encantan los bizcochos de zanahoria, eso si, no me los como con el frosting, pero seguro esta muy rico.
    Besos

  3. Qué buena pinta! Yo hice hace unos meses una tarta de zanahoria y estaba buenísima. La receta es distinta así que tengo que probar ésta. Pero éste finde he hecho una tarta asi que tendrá que esperar.

Dejar respuesta