Cheesecake de Chocolate Blanco y Negro (sin hornear)

Este cheesecake es muy fácil, la receta original es de un libro de niños que hace mucho años copié en un cuaderno (pero no recuerdo el nombre del libro). No es precisamente de la tendencia de la cocina saludable porque tiene lactosa, gluten, azúcar, etc. Pero no hay que ser tan estrictos y hay que dejarse algunos placeres.

Cheesecake de Chocolate Blanco y Negro
para 1 molde de 24 cms.

Para el cheesecake:
340 gr de queso crema a temperatura ambiente
140 gr de azúcar
1 yogur
1 ½ taza de crema
5 láminas de colapez
200 gr de chocolate blanco
200 gr de chocolate mín. al 70%

Para la base:
2 paquetes de galletas oreo, sólo las galletas, descartar la crema de relleno
50 gr de avellanas molidas (opcional)
100 gr aprox. de mantequilla

Remojar el colapez en agua para disolver.
Derretir los chocolates a baño María (cada uno por separado). Una vez derretidos, dejar enfriar.
Procesar las galletas con las avellanas y mantequilla derretida. Deben quedar bien integradas.
Cubrir un molde circular de 24 cms. Llevar al horno por 8 minutos a 180ºC.
Batir el queso crema con el azucar, yogur y crema, hasta integrar bien.
Agregar el colapez de a poco.
Separar la mezcla en dos partes e integrar a parte el chocolate blanco y a la otra el chocolate amargo. Es importante que no estén calientes los chocolates para no producir cambios de temperaturas que podrían afectar a la mezcla.
Cubrir la base con las dos mezclas, intercalando cada una y al final pasando una varilla o cuchillo para dar el efecto de mármol.
Refrigerar por al menos 4 horas.

Comparte en tus redes sociales

8 Comentarios

  1. Impresionante la receta, los contrastes de colores entre el chocolate más oscuro y la crema… me ha gustado muchísimo.

    Besos

  2. Qué bueno!! Tiene un aspecto espectacular con ese marmolado de los dos chocolates y estoy segura que el sabor es fantástico!

  3. Una sugerencia!!! Agregar el modo de uso del colapez, compre láminas sin instrucciones y no sabia que había que derretirlo, obviamente la mezcla quedó llena de grumos. San Google me salvó y resolvi el asunto con colador y microondas, pero la receta fácil se me volvió un poco más compleja….jajaja Saludos y de todas formas el blog es muy bueno 🙂

Comments are closed.