Carpaccio de Vacuno.

Y para este día del padre, Tita y Fran quisimos publicar una receta que hoy en día es bastante común. Sin embargo, en el año 1987 no lo era en nuestro país. Por cosas de trabajo nuestro padre viajaba bastante, conociendo y trayendo a Chile novedades como la Fondue, Raclette, Carpaccio, entre otros.
© Francisca Amenábar 2011. Derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial.
De hecho, cuenta la historia, que Gonzalo Amenábar le pedía al carnicero que le hiciera unos finos cortes de filete para realizar esta preparación. A todos en la familia nos encantaba y lo seguimos haciendo hasta el día de hoy. El carnicero también se benefició y abrió un restaurante (en la zona de Escuela Militar, Santiago), que se llama “Il Carpaccio“. 
Es una receta muy simple y hoy se pueden comprar las láminas congeladas en supermercados. De todos modos, se puede realizar con champiñones, calabacines, salmón, pescado, etc. Incluso se puede realizar con frutas: cortar en láminas muy delgadas y sazonar con miel o azúcar flor (impalpable), limón, canela, o lo que les guste. A continuación la receta de nuestro querido y celebrado papá:
© Francisca Amenábar 2011. Derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial.

Carpaccio de Vacuno.
Láminas de filete o Carpaccio listo.
Aceite de oliva.
Limón.
Sal y pimienta.
Alcaparras.
Mostaza a la antigua.
Queso parmesano recién rallado.

Colocar en un plato las láminas de carne. En un frasco colocar un poco de aceite de oliva, jugo de limón, mostaza, un poco de sal y pimienta; batir y agregar sobre la carne. Luego espolvorear el queso y finalmente las alcaparras. Servir con galletas saladas o crostinis.

Comparte en tus redes sociales
Compartir
Artículo anteriorDía del Padre
Artículo siguienteNido de Changles.

10 Comentarios

  1. Confesión: nunca lo he probado…. lo de comer carne cruda es difícil para mí, ahora estoy tratando de aventurarme mas, se ve tentador.
    Gracias por sumarse y participar! me encanto la foto de tu papá.

  2. Tu papá era "un adelantado" a las modas locales. Me encantó!

    Pero estamos mal, acá unos bocadillos así de aperitivo serían censurados. Puchas 🙁

    Es que les gustan demasiado carpaccios, crudos, kubbe etc. Así que cuando se hace es una fuente enorme para cada uno.

    Que ricoooo, y ni te digo las fotos. Se pasaron las dos.

  3. "Il Carpaccio" era un clásico de la zona!! Que gracia que el dueño haya tomado la idea prestada de tu papá.

    A mi me encanta comerlo, es un clásico y un perfecto entrante o aperitivo. Bien aliñadito es perfecto.
    Un abrazo para ambas.

Dejar respuesta