¿Cámara reflex o celular?


La fotografía de alimentos es cada día más popular, algunos necesitan imágenes de los productos de su empresa o tienda, publicar los platos de su restaurant en redes sociales, nutricionistas comparten ideas para comer más saludable. En fin, los motivos son infinitos, pero la cosa es que esto se ha masificado y por ello en esta sección iremos compartiendo tips para mejorar las fotos de alimentos.

Una de las preguntas que siempre nos hacen es si es mejor tomar las fotos con una cámara reflex o con el celular. La verdad es que ambos tienen sus cosas buenas y complicaciones.

A continuación les daremos muy brevemente los beneficios y complicaciones de cada una.

Cámara reflex
Beneficios:
– Gran calidad y definición de imagen.
– Posibilidad de usar el modo Manual, ajustándose a las condiciones de luz y profundidad de campo que se quiera lograr.
– Versatilidad: posibilidad de usar diversos lentes.
– Flexibilidad para sacar fotos del ángulo que se quiera.
– La obturación se hace de forma análoga, con un espejo y luego se transforma en una imagen digital. Esto se evidencia en la calidad de las imágenes que obtenemos.

Desventajas:
– Probablemente sea necesario usar trípode cuando las condiciones de luz no sean las óptimas y esto puede demorar el proceso de sacar una foto.
– Fotos en RAW requieren de edición, tiempo que se debe tener en consideración para planificarse.
– Muy técnico por lo que es necesario hacer un curso o practicar mucho antes de comprender bien el funcionamiento de una réflex.

Foto tomada con un Galaxy s6

Celular
Beneficios:
– Cada día las cámaras de los celulares tienen mayor resolución, pero no siempre funcionan para imprimir o no lograr la calidad necesaria para imágenes publicitarias.
– Son livianos y fáciles de transportar.
– Existen numerosas aplicaciones para editar imágenes en el mismo celular con excelentes resultados.
– Puedes compartir una foto inmediatamente.
– La tecnología actual permite sacar buenas fotos con poca luz (aunque granulosas).
– Intuitivo: simple de usar.

Desventajas:
– Las posibilidades de edición son restringidas.
– Solo se cuenta con el lente que viene integrado. Un gran angular que comprime la imagen lo que provoca muchas veces una deformación que, en comida, no siempre se ve bien.
– En general, las fotos deben ser de frente o cenitales, las fotos en ángulo (por el lente) afectan de forma negativa a la comida.
– Si bien algunos celulares tienen modo manual, es bastante básico y nunca será como el de una réflex.
– El obturador es artifical, por lo que no logra lo mismo que se puede lograr una réflex.

Conclusiones:
Todo va a depender de lo que quieras hacer con tus imágenes, por ejemplo, si quieres compartir en Instagram fotos del menú de un restaurant de forma inmediata te va a convenir sacarlas con un celular. A menos que tengas tiempo de tomar la foto con una réflex, editar y publicar a tiempo.
Por otro lado, si trabajas con empresas y sus fotos irán en sus sitios webs o gráficas, entonces será necesario contar con una réflex.
En general con los celulares se pueden lograr fotos tan buenas como con una cámara réflex, incluso, hemos visto imágenes con peores resultados porque la persona no supo regularla, elegir el ángulo, etc.
Quizás lo más crucial para decidir entre uno y otro sea 1) El tiempo que tengas 2) El expertiz  3) El motivo o fin para el que tomarás las fotos y 4) El presupuesto.

Foto tomada con una nikon d300 lente 50mm
Comparte en tus redes sociales
Compartir
Artículo anteriorPan Bao Bun
Artículo siguienteSergi Arola en “El Barrio”

Dejar respuesta