Caramelos o Calugas de Leche

 

Esta receta es el resultado de una semana probando muchas preparaciones para poder lograr la receta perfecta de calugas de leche.

Me pasé todos esos días comiendo, probando y evaluando una caluga tras otra, sin tomar conciencia de las consecuencias que me traería, ignorando por completo mi voz interior que me decía: ¡¡Cuidado !!

Mientras las comía, pensaba: Estas calorías me ayudarán a apalear el inclemente frío que nos aqueja, pensamiento que se contradecía con mi voz interior…. pero feliz de la vidacomía una tras otra. Me excedí, cuando me subí a la balanza mi gran aventura había terminado pasándome la cuenta con un par de kilos más. A pesar de todo, esta odisea valió la pena porque logré encontrar una receta deliciosa para compartirla con ustedes. Felizmente para todo hay remedio, menos para muerte. Es cosa de cerrar la boca unos días, hacer más ejercicios y todo vuelve a la normalidad.

 

Los caramelos o calugas pertenecen a la familia de la confitería, tienen un suave tono cafesoso, resultado de la mezcla de azúcar, jarabe de maíz, leche, crema o mantequilla. Estos se juntan en una olla y se llevan al fuego, revolviendo constantemente hasta que tome su color dorado característico.

 
Los caramelos tienen una larga historia: los chinos, los indios, los pueblos de medio oriente, los egipcios, los griegos y los romanos hacían caramelos con miel antes de  conocer el azúcar. Ya en la Edad Media aparecieron los caramelos con especias que tenían una función preventiva y terapéutica. Eran usados como ayuda para los problemas digestivos causados por la ingesta excesiva de alimentos que no eran ni muy frescos ni bien equilibrados.

 

Algunos consideran que el caramelo es una creación de los gringos, otros creen que los árabes fueron los primeros en descubrirlo alrededor del año 1000 dC. Lo llamaron Steme al Milh o bola dulce de sal, hasta entonces el caramelo era duro y crujiente. Con el tiempo se fue desarrollando y se cree que la incorporación de leche o grasa a la receta original fue alrededor del año 1850, naciendo el caramelo masticable o la clásica caluga de leche.
 
Calugas de Leche
Porciones 100
Imprimir
Tiempo de Preparación
30 min
Tiempo Total
5 hr
Tiempo de Preparación
30 min
Tiempo Total
5 hr
Ingredientes
  1. Calugas o Caramelos de Leche
  2. (100 unidades)
  3. 500 ml de crema o nata
  4. 360 g de azúcar morena
  5. 150 ml de corn syrup
  6. 100 g de mantequilla
  7. Pizca de sal
  8. 1/2 cucharadita de vainilla
  9. Papel sulfurizado o mantequilla
Preparación
  1. Forrar un molde o pirex de 35 x 20 cm con el papel encerado o mantequilla.
  2. Colocar todos los ingredientes en una olla y mezclar. Llevar a fuego medio, revolviendo constantemente.
  3. Cocinar revolviendo constantemente hasta que el termómetro marque 120°C para calugas firmes o 116-7ºC para calugas más blanditas.
  4. Retirar del calor y vaciar la mezcla dentro del molde o pirex.
  5. Dejar reposar por al menos 4 horas.
  6. Voltear sobre una tabla, retirar el papel y con un cuchillo afilado cortar los calugas de 3x1 cm o cuadradas.
  7. Envolver las calugas con papel mantequilla o papel celofán y guardarlas en frascos herméticos.
Notas
  1. Se pueden saborizar con café, cacao en polvo o jugo de maracuyá añadiéndolo desde el comienzo de la preparación. También se pueden incorporar frutos secos como nueces disponiéndolos sobre la fuente y luego se vierte el caramelo caliente sobre ellos.
Espacio Culinario http://www.espacioculinario.cl/

Comparte en tus redes sociales
Compartir
Artículo anteriorErizos
Artículo siguienteMuffins de chocolate

23 Comentarios

  1. Son muy parecidos a los caramelos de tofee que tenemos en España, son empalagosos y se pegan al paladar pero sabe de rico, empiezas y no terminas, no sé si son lo mismo pero tener una receta para hacer en casa es además de sabroso, muy peligroso, jajajaja, bueno como casi todas las que tenemos. Buen fin de semana. Un besito

  2. ¡Qué ricos!
    Cuando yo era pequeña mi abuelo solía comprar unos que eran así y tenían piñones, se pegaban a los dientes pero estaban de vicio. Hace ya muchísimos años que no los he vuelto a ver, yo creo que dejaron de fabricarlos.
    Muchas gracias por la receta.
    Besos.

  3. ¡Qué peligro tienen! empiezas a comer y no puedes parar. Son mis caramelos preferidos.
    Te han quedado muy bien y las fotos muy bonitas.

    Buen finde

  4. Ohhhhh que maravilla de caramelos, seguro que no podria parar de comerlos con lo que me gustan.
    Besos.

  5. Ayyy… que nostalgia. Me fascinan estas calugas de leche.
    la receta la encontré ideal. Creo que los hice una vez hace 1000 años, pero ya no me acordaba como era la receta.
    Gracias por compartir.
    Un abrazo

  6. Uf que buenos, y que recuerdos, quien no ha tomado estos caramelos que se pegaban en la boca pero eran deliciosos, empezaría y no pararía. Bss!!

  7. Tita:
    qué ricas deben quedar!Antiguamente en mi casa hacían calugas pero con leche condensada.Seguramente por eso es que varios somos diabéticos.Ja,ja,ja.

    Igual comer una vez a las mil no sería problema.

    Saludines desde Ñuñoa

  8. Y TENGO LA MISMA PREGUNTA QUE MAGDA, DONDE CONSEGUIR EL CORN SYRUP? SE PODRÁ REEMPLAZAR POR GLUCOSA? BESO

  9. Para que luego digan que la cocina no es sacrificada… ^_^
    Tienen que estar buenísimos. Seguro que me podría comer un buen montón de una sentada.
    Saludos.
    Ainhoa

  10. Hola exquisita su receta, me he animado a hacerla pero tengo un pequeño problema, que pasa si no tengo termómetro de cocina ¿de que forma calculo la temperatura?. Muchas gracias

Comments are closed.