30 de marzo de 2015

Tapioca con Leche de Coco y Mango

Una amiga que ha tenido la suerte de haber vivido en partes muy interesantes, como por ejemplo, en Hong Kong. Lugar donde conoció una cultura alucinante, disfrutó de su impresionante arquitectura, forma de vida, recetas y maravillosos objetos.  Ir a su casa es como tomar un avión hasta el otro lado del mundo, en cada rincón hay un pequeño tesoro asiático.

La Tapioca con leche de coco y mango era un postre muy común, receta que me enseñó y tomamos fotos en su casa para compartir con ustedes. ¡Gracias Paula!



Tapioca con Leche de Coco y Mango
8 porciones

  • 150 gr de perlas de tapioca
  • 2 tazas de agua
  • 1 lata de leche de coco
  • 1/3 taza de azúcar
  • 2 mangos en cubos

Hervir el agua y espolvorear la tapioca, cocinar a fuego suave por 20 minutos o hasta que estén casi completamente transparentes (puede que se vea como una sola masa). En caso de que se seque demasiado, agregar un poco más de agua hirviendo.
Agregar el azúcar, revolver suavemente, incorporar la leche de coco y casi mágicamente aparecerán las perlas.

Dejar enfriar y servir en pocillos con trozos de mango.

19 de marzo de 2015

Clases de Cocina 2015

¡Hola a todos! Por labores de remodelación las clases de cocina comenzarán en Junio. De todos modos ya tenemos fechas. Para más información hacer click aquí.


12 de marzo de 2015

Ensalada de Cochayuyo, comida liviana y nutritiva

En mi casa nunca se comió cochayuyo. Por lo que había escuchado sobre esta alga tampoco me llamó la atención probarlo, por lo demás el aspecto no es muy atractivo. Sin embargo, en la casa de mi pololo comen mucho y les queda muy rico, lo que me abrió el mundo de esta planta del mar.

 ©Francisca Amenábar Chimenti 2015. Derechos reservados. Prohibida su reproducción parcial o total.

Ahora que vivo sola trato de comer más saludable, especialmente por lo que les contaba de que andaba media cansada. Por lo que el cochayuyo entró a mi lista de comidas que debo incluir por su alto contenido de calcio además de aportar fósforo, potasio y vitaminas B y B12 (entre otros).

Esta ensalada de cochayuyo es muy rica y fresca. Particularmente la preparé con aceite de oliva Las Piedras que nos regalaron después de una cata a la que me invitaron. Quedé alucinando con la variedad Frantoio, un aceite con mucha personalidad porque tiene un amargo y picor intenso. Las Piedras, además de aceite, tienen salmón ahumado (que no he probado), pero si sigue el nivel de calidad del aceite ¡debe ser buenísimo! El aceite y salmón puede comprarse directamente en su página web a precios convenientes.

Debo acotar que, si bien sale harto olor cuando uno cuece el alga, una vez frío prácticamente no tiene olores. Lo que no he probado es el cochayuyo en un plato caliente ¿Ustedes tienen alguna receta que me sugieran?

Por último, participo con esta receta en el desafío BRBC de este mes que son preparaciones chilenas saludables con pescados y/o algas.

©Francisca Amenábar Chimenti 2015. Derechos reservados. Prohibida su reproducción parcial o total.

2 de marzo de 2015

Helado de Yogur y Frambuesas y comienzo del año escolar

Hoy fue mi primer "día de clases", soy profesora y ahora sí que comienza el año de verdad. Hasta ayer sentía que no había recuperado suficientes energías (mi cuerpo ha estado más cansado de lo normal, estoy tratando de ver lo que es). Pero reencontrarse con las partners me da alegría y energías, especialmente porque el taller de arte está muy cerca de la biblioteca y el departamento de comunicaciones, un rincón del colegio que una profe nominó el "barrio" y sólo puedo decir que hay pura buena onda.

No fue un día precisamente productivo porque las neuronas todavía están un poco aletargadas con el ritmo veraniego, pero el ambiente hace que uno comience a sentar cabeza y plantearse nuevos desafíos para este año escolar (y personal), que se viene muy entretenido. Por un lado sigo como profesora de arte, pero este 2015 haré un electivo con IIIº medio de Cocina del Mundo, estoy motivada de ver con qué ideas llegan sobre alimentación, cocina, ingredientes, técnicas culinarias y cómo podríamos trabajar proyectos personales y grupales a partir de diferentes ideas: la cocina como un espacio lúdico, de relajación, de entretenimiento y también de aprendizaje, metodología y orden. La cocina en su relación con la alimentación que llevamos, nuestra salud o un lugar de encuentro, de entrega, de cariño, etc. 

©Francisca Amenábar Chimenti 2014. Derechos reservados. Prohibida su reproducción parcial o total.

También como profesora de arte espero este año poder lograr una mayor conexión con las alumnas y poder transmitir el arte como una forma de expresarse, de desarrollar la creatividad, de metodología y la paciencia, contrario al entorno actual que todo es inmediato y en arte puede llevar varias clases que un proyecto esté terminado o tome forma. Me encanta enseñar, lo disfruto muchísimo. Algunas veces refunfuñp porque hay cursos que son más ansiosos o desafiantes y juegan a colmar la paciencia, pero la gratificación es enorme cuando alumnas, como mi linda Vitoria, a final de año me entrego una gran hoja y escrito a todo color decía "Miss, gracias por todo", son cosas que a uno le llegan y no olvida.

Por otro lado, nos hemos demorado un poco más de lo que esperábamos en armar el calendario de clases de cocina 2015 de Espacio Culinario, pero es que somos dos hermanas en diferentes ciudades, cada unas con sus trabajos y horarios que debemos saber conjugar y equilibrar lo anterior con las clases de cocina. La Tita se viene de Talca, a veces con sus tres hijos, especialmente para hacer las clases de los sábados, por lo que a veces se hace pesado y la gracia es no apagar la llama que mantiene encendida nuestra pasión de enseñar. Así que les pedimos un poco de paciencia que pronto tendremos el calendario y esperamos que todos quienes quieran participar puedan hacerlo.

Por último, si bien volvemos a la rutina creo que lo importante es darle un toque diferente a cada día y ver las cosas desde una arista positiva. Por ejemplo, por cuarta vez he ido a buscar mis anteojos a reparación y están malos, tengo que llevar el celular al servicio técnico, pasar a pagar el permiso de circulación etc; pero no me importa porque es una excusa para aprovechar esta espectacular tarde para pasear en bicicleta, que es la forma de ejercicio que más disfruto.

Los dejo con esta receta fresca porque ¡dicen que nos quedan por lo menos uno o dos meses de calor!

Helado de Yogur Natural y Frambuesas
6 a 8 porciones
  • 4 claras
  • 4 cdas de azúcar
  • 400 ml de yogur
  • ¾ tazas de frambuesas frescas o congeladas
Batir las claras a nieve.
Agregar el azúcar y batir unos minutos más.
Incorporar el yogur con movimientos envolventes.
Verter en la máquina para hacer helados por por 30 minutos.
En una fuente metálica agregar un poco de helado, espolvorear frambuesas, agregar más helado y así hasta utilizar todo el helado y frambuesas.
Mantener en el congelador. Sacar del freezer 15 minutos antes de servir.


13 de febrero de 2015

Pasta rellena con Zapallo asado

Poco a poco me he dado cuenta de que el gluten no es el mejor amigo de mi sistema digestivo, pero no puedo dejar mi amor tortuoso con las pastas, me encanta hacerlas, buscar nuevos sabores, ideas, etc. Así que en esta oportunidad rellené unos sorrentinos con zapallo asado, queso de cabra ahumado, almendras y salvia. ¡Uf, qué mezcla!



Durante el año uno corre todo el tiempo y, lo bueno de ser profesora son las largas vacaciones, así que aprovechando el relajo invité a almorzar a dos profes con sus hijos. Disfrutamos y casi le pasamos la lengua al plato porque quedaron bien ricos. De hecho, salía tan buen olor cuando estaban listos que la foto del plato final la saqué rápido y quedó un poco movida...

La pasta rellena requiere de tiempo y paciencia. Si están más apurados o la motricidad fina no es lo suyo pueden hacerse perfectamente como lasagna o cannelloni.