2 de marzo de 2015

Helado de Yogur y Frambuesas y comienzo del año escolar

Hoy fue mi primer "día de clases", soy profesora y ahora sí que comienza el año de verdad. Hasta ayer sentía que no había recuperado suficientes energías (mi cuerpo ha estado más cansado de lo normal, estoy tratando de ver lo que es). Pero reencontrarse con las partners me da alegría y energías, especialmente porque el taller de arte está muy cerca de la biblioteca y el departamento de comunicaciones, un rincón del colegio que una profe nominó el "barrio" y sólo puedo decir que hay pura buena onda.

No fue un día precisamente productivo porque las neuronas todavía están un poco aletargadas con el ritmo veraniego, pero el ambiente hace que uno comience a sentar cabeza y plantearse nuevos desafíos para este año escolar (y personal), que se viene muy entretenido. Por un lado sigo como profesora de arte, pero este 2015 haré un electivo con IIIº medio de Cocina del Mundo, estoy motivada de ver con qué ideas llegan sobre alimentación, cocina, ingredientes, técnicas culinarias y cómo podríamos trabajar proyectos personales y grupales a partir de diferentes ideas: la cocina como un espacio lúdico, de relajación, de entretenimiento y también de aprendizaje, metodología y orden. La cocina en su relación con la alimentación que llevamos, nuestra salud o un lugar de encuentro, de entrega, de cariño, etc. 

©Francisca Amenábar Chimenti 2014. Derechos reservados. Prohibida su reproducción parcial o total.

También como profesora de arte espero este año poder lograr una mayor conexión con las alumnas y poder transmitir el arte como una forma de expresarse, de desarrollar la creatividad, de metodología y la paciencia, contrario al entorno actual que todo es inmediato y en arte puede llevar varias clases que un proyecto esté terminado o tome forma. Me encanta enseñar, lo disfruto muchísimo. Algunas veces refunfuñp porque hay cursos que son más ansiosos o desafiantes y juegan a colmar la paciencia, pero la gratificación es enorme cuando alumnas, como mi linda Vitoria, a final de año me entrego una gran hoja y escrito a todo color decía "Miss, gracias por todo", son cosas que a uno le llegan y no olvida.

Por otro lado, nos hemos demorado un poco más de lo que esperábamos en armar el calendario de clases de cocina 2015 de Espacio Culinario, pero es que somos dos hermanas en diferentes ciudades, cada unas con sus trabajos y horarios que debemos saber conjugar y equilibrar lo anterior con las clases de cocina. La Tita se viene de Talca, a veces con sus tres hijos, especialmente para hacer las clases de los sábados, por lo que a veces se hace pesado y la gracia es no apagar la llama que mantiene encendida nuestra pasión de enseñar. Así que les pedimos un poco de paciencia que pronto tendremos el calendario y esperamos que todos quienes quieran participar puedan hacerlo.

Por último, si bien volvemos a la rutina creo que lo importante es darle un toque diferente a cada día y ver las cosas desde una arista positiva. Por ejemplo, por cuarta vez he ido a buscar mis anteojos a reparación y están malos, tengo que llevar el celular al servicio técnico, pasar a pagar el permiso de circulación etc; pero no me importa porque es una excusa para aprovechar esta espectacular tarde para pasear en bicicleta, que es la forma de ejercicio que más disfruto.

Los dejo con esta receta fresca porque ¡dicen que nos quedan por lo menos uno o dos meses de calor!

Helado de Yogur Natural y Frambuesas
6 a 8 porciones
  • 4 claras
  • 4 cdas de azúcar
  • 400 ml de yogur
  • ¾ tazas de frambuesas frescas o congeladas
Batir las claras a nieve.
Agregar el azúcar y batir unos minutos más.
Incorporar el yogur con movimientos envolventes.
Verter en la máquina para hacer helados por por 30 minutos.
En una fuente metálica agregar un poco de helado, espolvorear frambuesas, agregar más helado y así hasta utilizar todo el helado y frambuesas.
Mantener en el congelador. Sacar del freezer 15 minutos antes de servir.


13 de febrero de 2015

Pasta rellena con Zapallo asado

Poco a poco me he dado cuenta de que el gluten no es el mejor amigo de mi sistema digestivo, pero no puedo dejar mi amor tortuoso con las pastas, me encanta hacerlas, buscar nuevos sabores, ideas, etc. Así que en esta oportunidad rellené unos sorrentinos con zapallo asado, queso de cabra ahumado, almendras y salvia. ¡Uf, qué mezcla!



Durante el año uno corre todo el tiempo y, lo bueno de ser profesora son las largas vacaciones, así que aprovechando el relajo invité a almorzar a dos profes con sus hijos. Disfrutamos y casi le pasamos la lengua al plato porque quedaron bien ricos. De hecho, salía tan buen olor cuando estaban listos que la foto del plato final la saqué rápido y quedó un poco movida...

La pasta rellena requiere de tiempo y paciencia. Si están más apurados o la motricidad fina no es lo suyo pueden hacerse perfectamente como lasagna o cannelloni.



3 de febrero de 2015

Quínoa con Leche

Uno de los clásicos en postres de leche en Chile es el Arroz con Leche. Pero este mes el desafío del BRBC es repensar estos postres de una forma más saludables. Así que la propuesta de EC es quínoa con leche, dado que este pseudocereal tiene un alto porcentaje de proteínas, vitaminas B y E, también minerales como fierro, fósforo, potasio, calcio, magnesio y zinc. Por otro lado la leche aporta principalmente con el calcio, pero si eres vegano o intolerante a la lactosa se puede reemplazar por cualquier otro tipo de leche vegetal o leche sin lactosa.

¿Vieron Fed Up? No soy especialmente obsesiva con comer sano, pero mientras puedo trato de evitar el azúcar, alimentos procesados, etc. La suerte es que nunca me han llamado la atención los dulces, menos los que vienen en envases llamativos como negritas o super 8. Pero con este documental si que estoy más alerta en cómo me alimento. Se los recomiendo, especialmente si eres de las personas que cree que lo "reducido en grasa" o etiquetado como "light" es más saludable...

De hecho, el otro día mi hermana fue con uno de sus hijos al doctor y le dice "A este niñito le falta calcio" y mi hermana responde "¡Pero si come un montón de yogur!". "Tarea para la casa, revise el envase del yogur y vea si tiene calcio". ¡Plop! No tenía nada más que grasa, hidratos de carbono, azúcar, etc. Así que a cambiar el yogur por leche. Y ojo, hay alimentos que ayudan a fijar el calcio como la palta y cuidado no se saca mucho con tomar pastillas de calcio (que no son buenas para los  niños porque endurece los huesos, impidiendo que crezcan normalmente).

©Francisca Amenábar Chimenti 2015. Derechos Reservados. Prohibida su reproducción total o parcial.

Quínoa con leche
6 a 8 porciones
  • 1 taza de quínoa, lavada y estilada
  • 5 tazas de leche (si te gusta más líquido agregar una taza más)
  • 4 cdas de azúcar integral, miel o endulzante a elección
  • 1 rama de canela
En una olla (sin aceite) a fuego bajo tostar los granos de quínoa. Se va a comenzar a sentir un aroma a "cabritas" y las semillas más livianas, se debe lograr un suave dorado.
Agregar la leche, azúcar o endulzante a elección y canela.
Hervir a fuego bajo por 20 minutos o hasta que los granos se sientan cocidos.
Dejar enfriar y refrigerar un par de horas antes de servir.

Nota: Al tostar los granos se evita que crezcan desmesuradamente, se evita la "mazamorra" de quínoa.


30 de enero de 2015

Helado de Chocolate Amargo con Almendras

Como ya les hemos contado, desarrollamos un recetario con la máquina Il Gelataio De'Longhi. Esta receta no es nada de light, pero nada más rico que un buen helado de chocolate, de vacaciones y con un día medio nublado ¿o no?

©Francisca Amenábar Chimenti 2014. Derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial.

Las almendras se pueden omitir o cambiar por otro fruto seco o ¡naranjas confitadas! Esa mezcla es exquisiiiiiita. Este helado es tan consistente que creo que no hay problema de hacerlo manualmente si no tienen máquina, no olvidarse de revolverlo de vez en cuando y listo. Advertencia: Comer con moderación =)

23 de enero de 2015

Helado de Palta

Durante esta semana hemos estado (las hermanas) juntas en Talca disfrutando de buen tiempo, cosechando verduras y frutas del huerto como también cocinando mucho, quizás más de lo que el cuerpo necesite. Pero para qué son las vacaciones sino son para disfrutar ¿o no?

Esta receta puede parecernos rara, porque en Chile no comemos la palta en muchas preparaciones dulces. Los animo a hacerla, la receta no tiene un ingrediente que endulce, por lo que les recomiendo que antes de poner el helado en la máquina prueben la mezcla y le incorporen azúcar, miel, agave, etc.

©Francisca Amenábar Chimenti 2014. Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial. 

Helado de Palta y Yogur
4 a 6 porciones
  • 1 palta grande
  • 200 ml de crema
  • 100 ml de yogur natural sin azúcar
  • Jugo de 1 limón
  • Maní molido
  • Endulzante (miel, azúcar, agave, etc).
Procesar todos los ingredientes hasta lograr una mezcla homogénea. En este punto, probar la mezcla y endulzar a gusto con ingrediente.
Verter en la máquina para hacer helados por 30 minutos.
Servir con maní molido espolvoreado.
Mantener en el congelador.